Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Search in posts
Search in pages
Search in groups
Search in users
Search in forums
Filter by Custom Post Type
radar_p
news_views
home
a_prueba_p
backstage_p
party_monster_p
coach_p
whatever_p
book_movie_club_p
line_up_p
girl_talk_p
about_p
contacto_p
newsletter_p
party_monster
a_prueba
coach
news_views_p
radar
whatever
book_movie_club
line_up
girl_talk
backstage
Filter by Categories
Sin categoría

El escape al pasado, que mira al futuro.

Texto por Rocío Lago
6 octubre, 2018
INVESTIGAMOS

Por muchos años la nostalgia era mala palabra. Todo el mundo quería novedad, quería mirar hacia el futuro, no hacia el pasado. Pero de alguna forma en los últimos años, encontró su nicho (osea todos nosotros), y se convirtió en una de las tendencias más grandes -cultural, estética, social y comercialmente- hablando. Admitimos que calificarla de tendencia tal vez te parezca raro, pero creemos que es el mejor término para describirla, así que seguinos la corriente.

¿Sino de qué otra forma describirías a las 447 millones de publicaciones que usan el #tbt (#throwbackthursday), al impulso de comprar una remera con la cara de Alf, a la satisfacción de jugar al Pac Man, y a la ansia por redescubrir películas que no ves hace una década (como El gran Lebowski que justo agarramos en cable hace unos días ¡Muy buena peli!)?

Admitimos que la moda y la nostalgia no tienen la relación más convencional. Desde los vestidos de lamé, y las camperas de denim en Isabel Marant, pasando por las remeras tie-dye de Stella McCartney (shibori, o estampados con ataduras ¡Si! esos que hacías hace unos años en tu casa, si tenes alrededor de 30), hasta los conjuntos de dos piezas estampados de Louis Vuitton, con sus peinados a lo Madonna. Mucho de lo que vimos en pasarelas internacionales  SS19 tuvo como una mística pre-smartphone. Podríamos hasta catalogarla de más sencilla, donde los diseñadores volvieron a lo familiar, a esas tendencias conocidas y sus grandes hits.

Stella McCartney e Isabel Marant vía @bof

Louis Vuitton y Manish Arora vía @bof

Según un estudio (imaginamos que de la Universidad de Massachusett), las sociedades se vuelven nostálgicas, 20-25 años luego de que cada década concluye. Eso explicaría porqué estamos tan obse con los 80s y los 90s. Pero esto no solo afecta a la moda. Mucho de lo que pasa en las grandes plataformas como HBO, Netflix o HULU, se ve bastante ochentoso (¡Hola Stranger Things!). En cine, remakes de Blade Runner, Wonder woman o el clásico Star Wars atraen a miles de fans. Hasta los shows más nuevos, tiene un tono old-school, como la serie de Netflix “Glow”. Esto también se traslada al ámbito culinario/nocturno donde los bares de arcade son furor en Buenos Aires (ya que estas, mirá esta nota donde hablamos de 3 bares instagrameables: goo.gl/5cHsgp ).

Isabel Marant vía @thefashionspot

Es interesante ver, cómo por mucho que la nostalgia facilite un escape al pasado, y sea nuestra manta de seguridad (una manta pre-internet) en realidad, está haciendo todo lo contrario. Por que de alguna forma el sentimiento que nos genera esta now-stalgia, nos llena de optimismo por el futuro. To weird?

Ha! y hablando de nostalgia, hace un tiempo hablamos de como Drew Barrymore en los 90s era nuestro Style Icon en 2018: goo.gl/JeGNRN  solo decíamos.

Tags: fashion